Ana Rosa Marín

Ana Rosa Marín

Me siento como una cepa, con mis raíces bien ancladas a Uruñuela. La pasión por mi entorno, sabiéndome afortunada,  me llevó a formar parte de éste maravilloso mundo que es nuestro, el vino. Trabajar en una bodega aquí en mi pueblo es un honor pero también una responsabilidad, todo lo que a diario me rodea son mis raíces y mi futuro.